El tercer tiempo: Edimburgo, Escocia

20140824_152509[1]

Edimburgo, Escocia.

Princes Street Gardens es un parque situado en el centro de Edimburgo y que separa la ciudad vieja (Old Town) de la ciudad nueva (New Town). Fue creado a la par que New Town, tras el drenado del Nor Loch, el lago articifial que servía de defensa a la ciudad y donde llegaban las aguas residuales.

Este parque es utilizado para conciertos, fuegos artificiales y otros eventos. Durante el tiempo anterior a la Navidad, alberga un gran mercado con atracciones (al más puro estilo centroeuropeo) y en él se reúnen los edinburghers para despedir el año viejo y dar la bienvenida al año nuevo durante la celebración de Hogmanay.

¿Qué beber?

Aunque estamos en la región del whisky, me la voy a jugar con una cerveza local: Deuchars IPA, de Caledonian (que la hacen a 300 metros de mi casa). Es una cerveza Indian Pale Ale, que se sirve entre 12 y 14º, con poco gas y un sabor entre dulce y amargo.

¿Qué comer?

Haggis. Son la morcilla escocesa. Asadura de cordero mezclada con cebolla y hierbas, cocido durante varias horas. ¡Lo he visto hasta en la pizza!

Imprescindible en Edimburgo

Solo pasear por las calles ya merece la pena. Cualquier edificio tiene más de un siglo de antigüedad. Aunque lo más característico quizás sea la Royal Mile (o la milla real) que une el Castillo de Edimburgo con el Palacio de Holyrood y que cruza Old Town de oeste a este.

¿Cuándo venir?

Durante el mes de agosto se celebra el Festival Internacional de Edimburgo, y de forma paralela, el Fringe.

Cerca de…

Glasgow (75 kms)

Más info

http://www.visitscotland.com

Heriot Watt University – Water of Leith – Slateford Road #rutas

hw_wol_slate hw_wol_slate_elevation

Distancia: 11.5 kilómetros

Altura ganada:  76 metros

Dificultad: baja

Si estás preparando… Media maratón

Salida de Heriot Watt (Third Gate). Continuar recto por Boundary Road North y giro a la derecha por First Gait. Giro a la izquierda y luego a la derecha para salir de la Universidad por la puerta principal.

Giro a la derecha para tomar la carretera de Riccarton Mains que nos llevará a Currie. Después de una subida de un par de kilómetros, giro a la izquierda en Lanark Road.

Se toma un camino que sale a la derecha (señalizado) y se suben unas escaleras para llegar a Water of Leith. Continuar hasta Kilncroft Side, donde se cruza Lanark Road por un puente y se llega al Union Canal.

Continuar por el Canal hasta Ashley Grove. Giro a la derecha por Cowan Road, a la izquierda (Shandon Place) y de nuevo a la izquierda para llegar a Slateford Road.

Track en Garmin Connect

A vueltas con el maratón

Además de correr por los caminos y las carreteras (y ahora también por los canales), siempre que tengo un rato me gusta correr un poco hacia atrás en la historia con algún libro de divulgación. Últimamente, estoy leyendo “Menudas historias de la Historia: anécdotas, despropósitos, algaradas y mamarrachadas de la humanidad” (La esfera de los libros, 2009) de la periodista madrileña Nieves Concostrina. En él, la escritora, haciendo las veces de la profesora de Historia que todos quisimos tener,  va desgranando en pequeñas “píldoras”, entre chascarrillos y chistes, diferentes momentos que marcaron el devenir de los tiempos.

Una de las historias que más me han llamado la atención es la de  “la supuesta carrera del supuesto Filípides”. Es decir, la del origen del maratón.

Statue_of_Pheidippides_along_the_Marathon_Road

Estatua de Filípides en la carretera de Maratón. Wikipedia

Hace más de 2500 años, los griegos y los persas estaban un poco a la gresca por el dominio de la región. En un momento concreto durante las Guerras Médicas, los griegos querían impedir que los persas llegasen a Atenas. Entonces, un general griego (según narra el historiador Heródoto) envió a Filípides a pedir ayuda a los espartanos. Total, que Filípides se plantó “con sus sandalias” en Esparta en un día y regresó a Atenas al día siguiente, merendándose 246 kilómetros de minimal trail. Esta carrera dio lugar la Spartathlon.

La respuesta que le dieron los espartanos, seguro que da para escribir mucho, pero en resumen fue: que estaban de acabanzas de la vendimia y no les venía muy bien pasarse.

Los griegos tenían corredores profesionales, los hemerodromos, que eran el Pony Express de la época. Por lo tanto, es probable que fuera otro corredor de larga distancia el que fue con el mandao a Atenas desde Maratón. No está documentado que fuese Filípides el que llevó el “Ne nike kamen” (¡Hemos vencido!) tras la victoria.

En el siguiente audio, la propia Nieves Concostrina cuenta la historia en el programa No es un día cualquiera, de Radio Nacional de España. Además, tiene un bonus track: por qué son 42 kilómetros y 195 la distancia de la prueba del maratón.

http://www.ivoox.com/carrera-filipides-no-es-un-dia_md_402679_wp_1.mp3″ Ir a descargar

West Sands. St Andrews

Aprovechando la hora que nos quitaron en primavera y nos regalaron el domingo, madrugamos un poco para seguir conociendo los paisajes que nos ofrece nuestro nuevo país. Como aún no habíamos salido de Edimburgo, teníamos bastante donde elegir, aunque nos quedamos con Saint Andrews.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Catedral

Saint Andrews (o San Andrés) es uno de los pueblos más antiguos e importantes de Escocia. Situado en el condado de Fife, justo al norte de Edimburgo, está vinculado al deporte y a la universidad desde hace siglos.

La Universidad fue fundada en el siglo XV y aquí tiene su sede el club de golf más antiguo del mundo. Venir al jugar al golf aquí es, para los golfistas, como para un futbolista jugar en el Bernabéu.

Y, como no podía ser de otra manera, la ciudad (14.000 habitantes) también está relacionada con el atletismo. Puede que ni el nombre de la ciudad, ni la playa de West Sands os suenen de nada, pero el griego Vangelis se encargó en 1980 de que cada domingo, en cada carrera, se rinda un pequeño homenaje a este pequeño pueblo costero. Y es que, una de las escenas míticas de la película Carros de Fuego se rodó en West Sands.

Yo también quise aprovechar las 2 millas de playa de bandera azul (esto sí es una bandera azul) y hacer un poco de postureo trotar un poco. Eso sí, bien enfundado, que aquí noviembre se va dejando notar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Escaleras #rutas

escaleras escaleras_altimetria

Distancia: 8 kilómetros

Altura ganada:  34 metros

Dificultad: baja

Si estás preparando… 10.000

Salida de Appin Terrace. Giro a la derecha en Slateford Road y continuar todo recto hasta la fábrica de Caledonian. Giro a la derecha por Shandon Place. Continuar hasta el Union Canal.

Giro a la derecha en el Union Canal y seguir en el canal durante, aproximadamente, un kilómetro. Justo antes del puente que pasa encima de Water of Leith, tomar las escaleras de la derecha que llevan hasta el paseo que bordea el río.

Al bajar las escaleras, girar a la derecha y continuar por Water of Leith hasta llegar a Gorgie Road.

Vuelta por el mismo camino.

Track en Garmin Connect

Primer entreno en grupo por Edimburgo!

Después de un tiempo buscando un grupo para salir a entrenar y no correr solo bajo la lluvia, los de Run4It Edinburgh han puesto un tuercelindes en su vida. Así que, a partir de ahora ya puedo salir acompañado varias veces por semana!

Esta mañana he vuelto a los madrugones domingueros, que ya los echábamos de menos (sobre todo Mari Paz :)).  Después de hacer un trozo de mi “vía verde” por el Union Canal, he cruzado The Meadows y me he encontrado con mis nuevos colegas. Hoy un grupillo de 6, que hemos cruzado corriendo todo el centro de Edimburgo.

Cat, te he quitado la foto :p

Cat, te he quitado la foto :p

Hemos salido de la Commonwealth Pool y hemos rodeado Holyrood. En Holyrood está el Parlamento Escocés, diseñado por Enric Miralles. También aquí tiene la familia real una casa (o así lo llaman ellos).

Después hemos subido a Carlton Hill, hemos pasado un grupo de turistas japoneses y he pillao una liebre (para los no manchegos: que me he caído, vamos). No ha sido muy grande, así que no hemos tenido para el arroz. Hemos visto los preparativos del Dussehra, del que por la tarde hemos dado buena cuenta, y hemos bajado hacia el centro.

Luego hemos pasado por North Bridge y por la Catedral de St Giles, buscado the Cannonball House y cruzado Lothian Road. También he conocido al perro Bobby y le hemos tocado la nariz (dicen que da buena suerte). Y ya, de vuelta a la piscina cruzando The Meadows.

Después de dejar a la tropa, he vuelto de nuevo a casa. Así que me he ensilado (que dirían los amigos de CxC) casi 20 kilómetros. Mientras, otros gastaban zapatilla y pasaban calor en Alcázar… pero eso seguro que lo cuenta Gabi en su blog.

Water of Leith. Buscando rutas por #Edimburgo

Después de muchos días de mal tiempo corriendo en la cinta del gimnasio, hoy he aprovechado que el fin del verano regalaba uno de los pocos días “de manga corta” en Edimburgo para salir a descubrir rutas nuevas.

Una ventaja de vivir en una ciudad donde llueve tanto son las arañas que prefieren tu casa al jardín la infinidad de espacios verdes que ofrece. No se pueden aprovechar tanto como lo haríamos en España, pero si no lloviera tanto no tendríamos tanto verde. Bien, pues una de estas zonas verdes, es Water of Leith, que cruza la ciudad de sur a norte.

river map

                    waterofleith.org.uk

Water of Leith es, con sus 35 kilometrazos de recorrido, el principal río de Edimburgo.  De todo el recorrido, más o menos la mitad cuenta con un paseo que permite a los edinburghers sacar a cagar pasear al perro, dar un paseíto mañanero, correr un poco y/o tirarse a la bartola en el césped si hace buen día. Además, muchos lugares de interés de la ciudad, como el Dean Village o la Galería de Arte Moderno, se encuentran a lo largo del recorrido. Por el contrario, tiene algunos puentes y zonas estrechas, que te hacen frenar o parar demasiadas veces.

water-of-leith

                  http://www.edimburgo.com

Aprovechando que Water of Leith pasa cerca de mi casa y del gimnasio, esta mañana he decidido probar suerte y descubrir sitios donde poder hacer tiradas largas sin tener que salir de la ciudad. Mi idea era acercarme todo lo posible a la desembocadura del río en el estuario del Forth, pero me he tenido que dar la vuelta bastante antes al estar el paseo cortado por obras. Aún así, me ha dado tiempo a pasar por delante de Dean Village, la Galería de Arte Moderno y de otro lugar de interés, bien conocido por los amantes del rugby, como es el estadio de Murrayfield.

Cuando pasaba por allí me he acordado de Julián Díaz, que a esas alturas estaría entrando en el Sánchez Menor. Como luego me confirmaba, bien me habría cambiado el estadio esta mañana. Lo cierto es que acabar una carrera en Murrayfield, sin menospreciar el campo puertollanero, debe ser bastante impresionante.

Al tener que dar la vuelta antes de tiempo, he dejado atrás el gimnasio (punto de partida) para seguir en dirección a casa y subir la carretera que lleva a Balerno. Un kilómetro de cuesta de las buenas. Finalmente, 14 kilómetros de sol y tranquilidad. Otra ruta para añadir a la base de datos.

Track en Garmin Connect

PS. Por el camino de vuelta al gimnasio, he atravesado el Centro de Visitantes de Water of Leith, donde después de comer hemos estado participando en unas carreras de patos de goma. Bueno, nosotros no, unos patos que hemos “adoptado”.

10649432_10152405972467005_8208327583141698741_n En las carreras, en la que los organizadores lanzaban miles de patitos de goma desde un puente al río, se apostaba (¡cómo no!) por un patito y los ganadores eran premiados con cenas, comidas y entradas a distintos eventos y sitios de interés de la ciudad. Desgraciadamente, no hemos conseguido ganar ningún premio, pero hemos pasado un buen rato.